Visita express por Bruselas

Visita express por Bruselas, Bélgica

En esta nota voy a contarte nuestra experiencia express en Bruselas. Fué una visita muy rápida donde realmente nos hubiese gustado poder estar más tiempo, pero así y todo, pudimos conocer los principales puntos turísticos del centro de la ciudad. Y nos encanto!

Cuando estábamos armando nuestro itinerario por Europa, decidimos incorporar entre nuestros destinos a visitar a la ciudad de Bruselas en Bélgica, y realmente fue un acierto.

Bruselas es famosa sin duda por la cerveza, el chocolate, los niños pillones, su gran plaza y mucho más.

En esta nota voy a contarte nuestra experiencia express en Bruselas. Fué una visita muy rápida donde realmente nos hubiese gustado poder estar más tiempo, pero así y todo, pudimos conocer los principales puntos turísticos del centro de la ciudad. Y nos encanto!

Medios de transporte para viajar desde o hasta Bruselas?

Si estás pensando ir a Bruselas desde alguna otra parte de Europa, debes tener en cuenta que dentro de Europa tenés muchas opciones y alternativas de transporte, tanto como tren, buses,micros o aviones, por lo que es recomendable no solo ver las distintas opciones de precios sino también las horas de viaje y los horarios. Recomendamos analizar todas las alternativas, ya que no siempre la mejor opción es la más rápido o la más barata.

Nosotros llegamos a Bruselas desde Brujas, en este caso no era tal complicado decidir ya que estábamos bastante cerca. Decidimos viajar por medio de unos trenes directos que salen desde la terminal de Brujas hacia Bruselas, con un viaje de 1 hora aproximadamente, los cuales salen dos o tres trenes cada hora, por lo cual no hacía falta comprar el ticket con anticipación, simplemente cuando quisimos irnos de Brujas fuimos a la terminal y enseguida salió el tren. El valor del mismo en octubre del 2017 fue de 14 euros.

Sin embargo, a la hora de irnos de Bruselas, nuestro siguiente destino era Londres, y las opciones de transporte eran muchas, por lo que evaluamos precio de transporte, horas de viaje y según las distintas alternativas teníamos que considerar si deberíamos pagar una noche de hospedaje o si podíamos dormir en el transcurso de viaje. Nuestra mejor opción finalmente fue viajar en bus con un valor de 19 euros, el mismo salía desde la estación Brussels-North a las 23:55 de la noche y llegamos a Londres a las 7:20. Claramente la elección de este horario de viaje fué para permitirnos recorrer hasta última hora, evitar pagar un día de alojamiento y dormir toda la noche en el bus.

Free tour por Bruselas

Sabiendo que teníamos poco tiempo para recorrer la ciudad decidimos hacer un free tour por la ciudad, recorriendo los principales puntos de la ciudad. Ya hicimos varios free tour por distintos países y es una buena forma de conocer los distintos lugares, con alguien que conoce y puede explicarte sobre los puntos a recorrer.

Un dato a tener en cuenta, estos tours están disponibles a diario y se realizan en varios idiomas incluyendo el español, por lo que no hace falta que sepas inglés o la lengua del país en el cual lo realices.

Hablando de idiomas, Bélgica es un país trilingüe, tiene dos lenguas oficiales, el francés y el neerlandés, aunque en alguna ciudad también se habla alemán. Igualmente, la gran mayoría también habla inglés y cada vez más se incorpora también el español.

El Tour comienza en la Grand Place o también conocido como Grote Markt, frente a la torre del Ayuntamiento, y termina en Mont des Arts, con una duración de dos horas y medias más o menos, puede variar un poco según la velocidad en la que se haga y el grupo que te toque (están los que caminan rápido, los que no, los que se cuelgan sacando mil fotos, o hasta el que se pierde en el medio del recorrido).

Recorrimos las hermosas calles adoquinadas de la ciudad conociendo muchas de las atracciones principales, como Grand Place, Ayuntamiento, Maison du Roi, Escena de arte cómico, La bolsa de Valores, Galerías Saint Hubert, Manneken Pis, La Monnaie Opera, Iglesia de San Nicolás, Río Senne, La Plaza Real y Mont des Arts.

Grand Place, la gran plaza

Grand Place es la plaza central de Bruselas, punto central de la ciudad. Mundialmente conocida por su riqueza ornamental, rodeada por las casas de los gremios, el ayuntamiento y la Casa del Rey. En 1998 fue inscripta en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y muchos la consideran una de las plazas más bellas del mundo y de verdad que la es. Sin duda no encanto, es muy llamativa, amplia, toda rodeada de edificaciones que llaman la atención.

Nosotros tuvimos la posibilidad de conocerla de dia y de noche, si pueden hacerlo se lo recomendamos. De día es hermosa y de noche es alucinando!!!

Cómic en Bruselas

Bélgica es conocido por ser el país con mayor producción de artistas de cómic. Las aventuras de Tintín, Bob y Bobet y los famosos Pitufos azules son algunos ejemplos de las obras de autores belgas. Durante el tour no solo visitamos varios murales dispersos por la ciudad, sino que también nos empapamos con un poco de la historia del cómic en Bruselas.

Nosotros no pudimos hacerlo, pero puedes visitar El Museo del Cómic (Centre Belge de la Bande Dessinée) o también hacer la Ruta del Cómic, donde podremos contemplar más de 40 murales pintados sobre fachadas de edificios (nosotros en el tour solo vimos alguno de ellos).

El pequeño Manneken Pis

Con una leyenda difusa y unas dimensiones que le hacen pasar inadvertido para la mayoría de los turistas, el Manneken Pis se ha convertido en el símbolo famoso de Bruselas. Buscando información sobre la ciudad, el Manneken Pis fue algo que nos llamaba mucho la atención y una vez que llegamos y estábamos frente a él, no podíamos creer que era tan pequeñito, es una estatuilla de unos 50 centímetros que representa a un niño desnudo orinando en una fuente.

Dada la importancia de la estatua, fueron muchas las ocasiones en las que diferentes personas intentaron robarla, hasta que lo lograron, pero la consternación de los habitantes hizo que colocaran una copia en el mismo lugar y se ha mantenido allí hasta nuestros días.

Aunque no lo creas, este pequeño personaje que suele estar desnudo tiene más ropa que todos nosotros, tiene más de 900 trajes que se pueden ver expuestos en el Museo de la Ciudad de Bruselas. Según la fecha o las distintas ocaciones especiales se lo viste o “disfraza” con distintas vestimentas.

Manneken Pis tiene una noviecita y una mascota?

Si, si, Manneken Pis no está solo, a parte del famoso niño haciendo pis, también podemos encontrar una niña y un perro en la misma situación.

Jeanneke Pis es la versión femenina de la estatua más famosa de la ciudad, una niña con el pelo recogido en dos colitas o coletas, orinando en cuclillas con un aspecto un poco burlón.

Se encuentra situada cerca de la Rue des Bouchers, en el pequeño callejón Impasse de la Fidélité.

Vale la pena conocer este callejón no solo por la niña sino también por las cervecerías que se encuentran allí, entras las que se destaca la famosa cervecería Delirium.

Nada mejor que una buena cerveza!

Después de tanto caminar, nada mejor que saborear una deliciosa cerveza belga. Delirium Cafe es la cervecería más famosa de Bruselas por la gran variedad de cervezas que posee. Quizás no sea el mejor local de Bruselas, pero esta cervecería forma parte del Libro Guiness de los Récords por ser uno de los bares con más tipos de cerveza del mundo, cuenta con más de 2.000 tipos de cervezas. Explicame cómo hacemos para decidirnos por una?? Son muchos y una es más rica que la otra.

Cuenta con las cervezas más importantes y conocidas de todos los países, también cervezas raras que seguro nunca escuchaste ni probaste, de sabores extraños como chocolate o frutas, cervezas para coleccionistas o la cerveza que se te ocurra.

Para los golosos como nosotros!

Como para cerrar la visita por Bruselas, nada mejor que comer algo dulce.

Bruselas es el paraíso de cualquier goloso. Chocolate, crepes y gofres encabezan el top three de comidas dulces, siendo estos últimos nuestra opción destacada de hoy!

Cuando te canses de comer chocolate, si es que eso es posible; podes seguir con los waffles o gofres, donde podes encontrar dos tipos: los gofres de Lieja, que son gruesos, redondos, muy dulces y con un fuerte sabor a vainilla y canela y los de Bruselas, rectangulares, menos dulces, más livianos e ideales para disfrutar cubiertos de crema batida o fresas frescas. Yo que vos me pedí uno de cada tipo! No te vas a arrepentir!

Leave a Reply