Viaje a París

Que no podes perderte si viajas a Paris, Francia?

Pocas ciudades en el mundo enamoran como París. Con impresionante arquitectura, sus preciosos jardine, su arte entre otras cosas, convierten a la capital francesa en una parada obligatoria. Querrás tener la cámara preparada en todo momento para sacar miles de fotos. La ciudad del amor según dicen, no solo es una ciudad preciosa, sino que también tiene una historia fascinante, donde se destaca el imperio de Napoleón, las decapitaciones de la Revolución Francesa y los tiempos sombríos de la ocupación nazi.

En esta nota te vamos a estar contando nuestra experiencia en esta maravillosa ciudad, algunas recomendaciones y lugares destacados que si o si tenés que visitar si vas a París.

1- Notre Dame

ACLARACIONES: En abril de 2019, la Catedral de Notre-Dame sufrió un grave incendio que afectó gran parte de su infraestructura. Esperamos que puedan reconstruirla y que vean la totalidad de su belleza.

La catedral de Nuestra Señora o más conocida como la Catedral de Notre-Dame, uno de los edificios más antiguos del estilo gótico y obviamente, es uno de los monumentos más populares de la capital francesa. Se empezó su edificación en el año 1163 y se terminó en el año 1245. Imposible no ir a conocerla!

El ingreso a la catedral es gratuito y muy recomendable, eso si, si queres subir a la parte superior de las torres, tenés que abonar una entrada extra y subir 387 empinados escalones ya que no cuenta con ascensor. Si abonas esta entrada te garantias apreciar unas fantásticas vistas de París, ver las gárgolas de cerca y conocer el campanario en el que vivió el mítico Quasimodo o Jorobado de Notre Dame, aunque lamento comunicarte que esto nunca fue verdad. El Jorobado de Notre Dame no existió tal y como nos relata Víctor Hugo en su novela, aunque sí existió una persona que fue quien inspiró al escritor para crear tal personaje. Se trataba de uno de los escultores que trabajaba en la remodelación de la catedral durante el año 1820, el cual se caracterizaba por ser jorobado.

Otro dato a tener en cuenta, para los viajeros que quieran conocer un poco más de la historia de Notre-Dame, los fines de semana se ofrecen visitas guiadas gratuitas en español, por lo que te recomendamos que si podés acomodar tu agenda para ir a visitarla un fin de semana vas a aprender un poco más y no solo sacar unas lindas fotos.

Dato de color: En la plaza en la cual se encuentra la catedral de Notre Dame, podemos encontrar un enorme medallón que recuerda a la forma de una rosa de los vientos. Este punto indica el punto 0 a partir del cual se miden las distancias en Francia, siendo considerado además el centro de la ciudad de París.

2-Louvre

Otro punto clave en tu visita a París es el famoso Museo de Louvre. Tuvimos la oportunidad de conocerlo en octubre de 2017, siendo el costo de la entrada de 17 euros (en Europa los precios no varían tanto como en Argentina, porque lo que calculo que actualmente es muy parecido). No solo es lindo por fuera, con su emblemática pirámide de cristal, sino que si pueden también abonar la entrada e ingresar es una experiencia bastante recomendable, no solo para amantes de los museo, sino para conocer sus inmensas instalaciones, el lujo de sus obras y de su arquitectura, los detalles de los techos, las molduras, realmente es un lugar muy imponente. Nosotros que no somos tan amantes de los museo, hicimos una recorrida de unos 3 horas por varios sectores del museo y por las obras más emblemáticas.

Recomendación: Ir con la entrada ya comprada, la misma tiene una fecha y hora de ingreso, de esta forma evitas tener que hacer filas larguísimas.

Algunos datos de color para tener en cuenta:

  • El Louvre tiene 35 mil obras de arte en exhibición, lo que para uno parece una colección bastante abundante. Sin embargo esto no es todo, cuenta con más de 380 mil piezas en sus bodegas privadas.
  • En el Louvre encontramos la famoso obra de La Mona Lisa la cual tiempo atrás estuvo colgada en el dormitorio de Napoleón Bonaparte. Sí, si, la pintura fue colgada en el dormitorio del monarca antes de ser transportado a un lugar secreto durante la Segunda Guerra Mundial. No se si les pasará a todos, pero nosotros cuando pensabamos en esta obra, creíamos que nos íbamos a encontrar con una gran pieza, pero no, lo único “gran” que encontramos fue una “gran” cantidad de gente alrededor de una pequeña obra de arte, la cual solo se puede ver a la distancia ya que se encuentra vallada.
  • El Louvre cuenta con 60 mil metros cuadrados, el equivalente a 35 canchas de futbol, asique te recomiendo dejar los tacones para otra ocasión y ponerte unas buenas zapatillas para poder recorrer todos sus pasillos.

3-Arco del Triunfo

El Arco del Triunfo fué construido por petición de Napoleón Bonaparte aunque murió sin verlo terminado. Uno de los principales motivos de que no la viera terminada fué por que la construcción estuvo 12 años pausada. Aunque podríamos decir que finalmente sí pudo pasar por debajo de su Arco en 1940, cuando su cuerpo fue trasladado al Palacio de los Inválidos, un poco de humor negro!

En un lugar muy transitado, tanto por la cantidad de autos que pasan por la zona como por la gran cantidad de turistas que la visitan, por lo que te recomendamos ir bien temprano, y de esta forma poder sacar unas lindas fotos, tanto de lejos con el Arco de fondo, como de cerca con sus miles de detalles. Además si quieres, puedes abonar una entrada de 12 euros para acceder a la parte superior del Arco y subir los 286 escalones que separan la terraza del suelo; en el interior también veremos un pequeño museo y datos sobre su construcción. Sin menospreciar la vista desde el Arco, está bueno definir de antemano a que atracciones preferimos subir, en nuestro caso preferimos gastar un poco más de dinero y subir a la Torre Eiffel, pero es una cuestión de gusto y posibilidad económica.

Si te gusta caminar, un buen recorrido es ir desde el Museo de Louvre por la avenida Champs-Elysees hasta el Arco del Triunfo y si hay te dan las patas para seguir caminando, desde ahi podes ir a la increible Torre Eiffel.

4-Jardín de las Tullerías y la Plaza de la Concordia

El Jardin de las Tullerías cuenta con una ubicación excepcional entre el Museo del Louvre y la Plaza de la Concordia, fue el primer jardín de París que tuvo carácter público y es un lugar de pasada obligatoria de estas por la zona o visitando alguno de los puntos que encontramos a su alrededor.

Podemos destacar al atardecer como el momento ideal del día para recorrerlo, aunque luego de recorrer las calles y museos de París, seguro que estarás agotado y que mejor que tomarte un descanso en estos jardines.

Si te encuentras en el Museo de Louvre y sales por la parte que desemboca en la famosa pirámide, y caminas de frente, te encontrarás con el Arco del Triunfo del Carrusel, hecho en mármol rosa, una típica foto de atardecer en París con la luz del sol en la parte superior y el Jardín de las Tullerías al fondo.

En los Jardines de las Tullerías siempre encontrarás turistas y parisinos descansando, leyendo, charlando o paseando entre sus hileras de árboles y las esculturas de Rodin o Giacometti.

Una vez que atraviesas todo el jardín, podrás encontrarte con la Plaza de la Concordia, la segunda plaza más grande de París. Un lugar con mucha historia, que adquirió su aspecto actual entre 1836 y 1840, cuando se colocó en el centro un enorme obelisco proveniente de Lúxor de más de 3.000 años de antigüedad donado por el virrey de Egipto. También podemos encontrar dos fuentes monumentales de estructura romana, que presentan esculturas en las que se mezclan figuras humanas con animales marinos.

En uno de los laterales, la plaza se encuentre cerrada por el imponentes edificios de la sede del Ministerio de la Marina y el Hotel de Crillon, uno de los más antiguos y lujosos del mundo.

5- Barrio Latino

Popularmente conocido como el barrio de los escritores y pintores, ha sido el hogar de personalidades como Ernest Hemingway, Salvador Dalí o James Joyce. Y podríamos decir que fue nuestro hogar en París también, ya que nos hospedamos a unas cuadras de allí.

Sus calles empedradas, el aroma de los distintos restaurantes y bares bares de la zona crean una atmósfera única y extraordinaria. Este barrio recibe el nombre de Barrio Latino porque es el barrio universitario por excelencia y allí se hablaba en latín, actualmente no sabemos si la gran mayoría habla latín, pero espanol te aseguro que si.

Casi todas las noches de nuestra visita a París, fuimos a cenar por el Barrio Latino, no solo por estar cerca de nuestro hospedaje, sino también porque nos gusto mucho el ambiente que había y un dato no menor, hay lugares con precios muy accesibles y económicos. Entre los platos que se destacan en la zona, podemos encontrar unas muy buenas fondue de queso, varios opciones de ostras y algo que nos pareció excelente, aunque no es tan típico de Francia, nos comimos el shawarma más grande que hemos visto, super completo, carne, huevo frito, un montón de verduras, distintas salsas y unas infaltables papas fritas en la parte superior….nose como describirlo, pero el día que volvamos a París, vamos a volver a pedirlo.

Dato de color:

  • Podes encontrar la rue du Chat qui pêche, la calle del Gato que Pesca, la calle más estrecha de París.
  • Existen numerosos bares con mucha historia en este barrio, uno de ellos, el club de jazz Le Caveau de la Huchette es mencionado en la película Lalaland como cuna del movimiento jazz en Francia.

6- Montmartre

Otra zona de París que no te podés perder es el barrio de Montmartre. Sin duda es uno de los puntos de París que más nos gustaron, no solo por la basílica del Sagrado Corazón, la casa de Van Gogh o el Moulin Rouge, sino por la increíble vista y el hermoso clima que se genera. En el horario del atardecer, tanto parisinos como turistas se sientan en las escalinatas de la basílica a apreciar la hermosa vista y escuchar un poco de música de algún artista callejero. Si sos bien argentino y te gusta el mate, podes llevarte el equipo y merendar, o simplemente una gaseosa, o como hicimos nosotros, nos compramos unas cervezas en un supermercado a unas cuadras y nos las llevamos para tomarlas ahí. En las escalinatas siempre hay algunos vendedores de gaseosas y cervezas, aunque esto esté prohibido en la zona, por lo que no te sorprendas si en un momento aparece algun policia y los vendedores desaparecen corriendo colina abajo.

Otro punto que podes encontrar en la zona es el romántico Muro de los Te Quiero. Este monumento al amor se encuentra en el jardín de la plaza de las Abbess​es. Se trata de un muro de 40m2 formado por 612 baldosa​​​s, en las que se leen frases relacionadas con el amor en todas las lenguas del mundo. Aunque siempre es bueno decirlo, acá te sumamos una excusa nueva para decirle “te quiero” en varios idiomas a esa persona especial para vos.

También podemos visitar el Moulin Rouge en español llamado “Molino Rojo”, claramente relacionado su nombre con el Molino Rojo en su fachada, este famoso cabaret parisino fue construido en 1889. Está situado en el barrio rojo de Pigalle en el número 82 del Boulevard de Clichy, al pie de Montmartre. El cabaret, es por definición, el espectáculo de variedades que combina diversos números independientes, baile, magia, canto, con presencia importante del contenido erótico, representado, por lo general, en un local de pequeñas dimensiones para permitir un contacto muy directo entre el público y el artista. Nosotros no tuvimos la oportunidad de ir a ver ningún espectáculo, pero no podía faltar la foto con el molino de fondo. Eso sí, si tu intención es ir a ver algún espectáculo, recomiendan comprar la entrada con anticipación!

Dato curioso: El cabaret fue el primer edificio en tener luz eléctrica en la capital francesa,  alzándose sobre la plaza Blanche como un faro para dar la bienvenida a los invitados.

7-Recorrido en el Sena

Desde el agua y más si es de noche, podes tener una mirada súper distinta de París, con la vista de las principales atracciones de la ciudad bajo una encantadora iluminación. Te sentirás como un verdadero parisino mientras paseas por el famoso río Sena y descubres el París romanticón que conocemos de las películas y los libros.

Nosotros hicimos el recorrido más básico, que consistía en un recorrido en barco saliendo muy cerca de la Torre Eiffel, recorriendo el río Sena con un guía que te contada sobre los distintos puntos que se iban viendo, hasta llegar a la Catedral de Notre Dame, una vez que llega a este punto realiza el mismo recorrido de vuelta; por lo que no te preocupes si vas sentado del lado derecho o izquierdo de la embarcación, a la vuelta vas a estar mirando para el otro lado,asique no hace falta que te estés cambiando de lado para sacar alguna foto, solo es cuestión de esperar al recorrido de vuelta y vas a poder sacar todas las fotos que quieras.

También tenes otras opciones donde te ofrecen distintos tipos de cenas, las famosas “Cena en el Sena”,  variando el precio según el menú, los servicios o si incluye algún tipo de show o espectáculo.

Cualquiera de los recorridos que tomes, son muy tranquilos y placenteros, prácticamente no se mueve ya que no hay grandes oleajes por estos sectores del río.

8-Torre Eiffel

Sin duda tenemos que nombrar a la imponente y famoso Torre Eiffel. El ícono más emblemático de París y hasta podríamos decir de todo Francia.

Con una altura total de 324 metros, un peso de 7.300 toneladas de estructura metálica y un peso total mayor a 10.000 toneladas por el museo, tiendas y restaurantes que se añadieron, es sin duda una “bestia” de debemos conocer.

Está bueno dedicarle su tiempo a esta maravilla y podes apreciarla desde todas las perspectivas posibles, poder observarla desde lejos en el horizonte, desde el frente, desde abajo, de noche, de día, y sin duda esta bueno podes ver el paisaje de París desde su cima.

El precio de la entrada hasta la parte más alta es de 17 euros (oct 2017), se recomiendo comprarla con anticipación para evitar las eternas filas.

Para subir a la torre hay dos opciones, o subir unos cuaaaantos escalones o utilizar los ascensores. Subir por las escaleras puede ser toda una aventura, pero demanda un gran esfuerzo físico y algo de tiempo, el cual nosotros preferimos dedicarselo a las vistas de la cima. Un consejo a tener en cuenta, si tu intención es verla en todas sus opciones, te recomendamos sacar la entrada para eso de las 5 o 6 de la tarde, cosa de subir de día, poder apreciar todas sus vistas con sol, esperar en la cima apreciando el hermoso atardecer de París y por última verla de noche, con su hermoso show lumínico con las de 5 millones de luces distribuidas a lo largo y a lo ancho de la torre, el cual esta bueno apreciarlo desde la cima, como desde abajo.

Datos de color:

  • Cada 5 años es pintada y para ello se necesitan 50 toneladas de pintura.
  • En verano crece por la expansión térmica del metal. Llega a alcanzar unos 18 centímetros más y a inclinarse 7 centímetros por el viento.
  • Gustave Eiffel presentó este proyecto en diversas ciudades antes de ir a París, entre las que se destaca Barcelona. Pero en todas fue rechazado, se estarán arrepintiendo ahora?.

9- Tour a Versalles desde París 

Para completar tu visita a París te recomendamos ir a conocer Versalles con sus hermosos jardines, lo extravagante del lugar y sus famosos personajes históricos como María Antonieta.

Hay varios tour o excursiones que te llevan hasta alli, también pueden rentar un auto para ir por tu cuenta o hacerlo en transporte público. La ciudad de Versalles se encuentra a 17 kilómetros de la capital y es bastante accesible para llegar por lo que decidimos ir con la opción más económica, el transporte público.

El tren es el medio más usado por los turistas que visitan Versalles desde París, hay que tomar la línea RER C (amarilla) y bajarse en la estación Versailles Rive Gauche y el recorrido dura una media hora. Son válidos los tickets que cubre las zonas 1-4.

¡Importante!, la línea C tiene muchas ramificaciones, hay que tomar el tren que tenga fin de trayecto en Versailles Rive Gauche / Chatea de Versailles. Para ello hay que estar atento en el andén.

Los trenes de línea de la compañía estatal SNCF también tienen parada en Versalles:

– A la estación Versailles Chantiers desde Paris Montparnasse.

– A la estación Versailles Rive Droite desde Paris Saint Lazare.

Una vez en Versalles, el palacio se encuentra a solo 5 minutos a pie desde la estación. Simplemente hay que seguir la indicaciones o la masa de turistas y listo!.

No te asustes cuando llegues a al puerta y veas las colas inmensas de turistas, una vez que abren sus puertas a las 9 de la mañana, las filas se vuelve bastante ágil y no tenés que esperar tanto. Si podes llegar un rato antes de la apertura para ya estar ahí al momento de apertura, muchos mejor.

Los jardines de Versalles son famosos por su maravilloso paisajismo y su impecable mantenimiento, sus grandes fuentes y esculturas y sin duda por sus estrafalarias y excéntricas historias que rodean a este personaje (podemos decir que Maria Antonieta exigió que las ovejas en Versalles se perfumaran y teñian de color rosa, cada loco con su tema, no?). Realmente son unos paisajes increíbles, que realmente vale la pena conocerlos. Si vas a estar varios dias en Paris, intenta planear esta visita para un día soleado para poder apreciarlo mejor.

Por último, si no te alcanzó con los hermosos jardines y tambien podes conocer el palacio por dentro,pero debes tener en cuenta que hay abonar una entrada aparte.

Join the discussion 2 Comments

Leave a Reply