Viajeros invitados

Les presentamos a Maxi de @anchor_nowhere,  nuestro viajero invitado del día de hoy, quien nos estará contando sobre 10 clásicos y no tanto de Dublín, Irlanda.

Lo primero que me gustaría comentarles es sobre la geografía de la ciudad: Dublín no es muy grande y se puede recorrer fácilmente a pie (a pesar del clima). El río Liffey la divide en norte y sur. En la parte norte, tal vez la menos turística, es donde encuentra el aeropuerto, a menos de 15 km del centro, y también la avenida principal, O’Connell Street, con el famoso Spire. En la parte sur se encuentra lo más turístico, como la zona de Temple Bar, Trinity College y Grafton Street.

Bueno, sin más preámbulos vamos a empezar, no hay un orden de prioridad, sino una simple enumeración:

La Zona de Temple Bar

Ya sea que estés buscando salir de fiesta con amigos o pasear durante la tarde con la familia, esta zona es la indicada. Con sus callecitas de adoquines y su sin fin de pubs y restaurantes, Temple bar es un indispensable de tu viaje. Aquí mismo se encuentra el famoso Temple Bar, el pub rojo que seguro viste en infinidad de fotos y videos. Los pubs están abiertos casi los 365 días del año y la música en vivo nunca falta.

La Fábrica de Guinness (Guinness Storehouse)

La atracción turística principal de la ciudad, ubicada en el corazón del casco antiguo de Dublín, lugar donde nació todo, allá por el 1759 cuando Arthur Guinness firmó un contrato de alquiler por 9000 años a solo £45 anuales. Cuenta con un recorrido de 7 pisos, en los cuales se explica en detalle cómo la marca y la cerveza fueron creciendo a través los años, y culmina en el magnífico Gravity Bar con una vista de 360° de la ciudad. El ingreso cuesta unos 20 euros y es mejor reservar online unos días antes. Abierta todos los días de 9:30 a 17:00 horas.

Ha´Penny Bridge

Ha´Penny Bridge es el puente más antiguo y bonito de Dublín, que cruza el río Liffey de norte a sur. Data de 1816 y antiguamente había que pagar medio penique para cruzarlo, de allí su nombre (medio penique = half penny = Ha’Penny). De estructura metálica y color blanco aún sigue siendo uno de los puntos más fotografiados de la ciudad.

Trinity College y Book of Kells

Parada obligatoria justo en el centro de la ciudad. La biblioteca Long Room es una de las más famosas de toda Europa y dentro de ella se encuentra el manuscrito del cristianismo, el Libro de Kells (la entrada ronda los 15 euros). Además se puede pasear por el campus, visitar la plaza delantera y el campanario sin costo alguno. Abre todos los días de 8:30 a 17:30.

Grafton Street y sus tiendas (zona comercial)

La calle de compras por excelencia. Aquí se puede encontrar un sinfín de marcas famosas a nivel mundial y al mismo tiempo algunas originarias de Irlanda. Comienza a una cuadra del Trinity College y culmina 500 metros después en el centro comercial St. Stephen’s Green.

Grafton Street tiene su hermana menor en la parte norte de la ciudad, se llama Henry Street y tiene marcas más accesibles, como Penneys, originalmente irlandesa y conocida en toda Europa como Primark. Si pasás Navidad en Dublín, aprovechá para disfrutar las decoraciones con luces en estas dos calles.

Phoenix Park y sus característicos ciervos

Es el parque urbano más grande de toda Europa, con 700 hectáreas. A solo 3km del centro de la ciudad, se pude llegar caminando, en bus o con la línea roja del Luas (tranvía). Dentro del parque se encuentra el Zoo de Dublín pero también podés tener la suerte de encontrarte con alguno de los aproximadamente 600 ciervos que andan sueltos. Se recomienda mantenerse a al menos 50 metros de ellos y no se los puede alimentar (aunque se suele hacer), pero sin dudas es un espectáculo verlos en libertad.

Más parques: Merrion Square y St Stephen’s Green

Merrion Square y St Stephen’s Green son dos hermosos parques en la parte sur de la ciudad. Muy cercanos uno del otro, están rodeados por las típicas casas georgianas con las escaleras en la parte delantera y las puertas de colores. Durante las largas tardes de verano, estos parques se llenan de gente que aprovecha para disfrutar del sol hasta que cae la noche, momento en que cierran sus accesos. Merrion Square se ubica frente a la casa donde vivió Oscar Wilde (que se puede visitar) y tiene, en una de sus esquinas, una estatua en tamaño real del escritor y esculturas con sus frases célebres.

Bares famosos con música tradicional

Si lo que estás buscando es música irlandesa y pasar un buen rato, no dejes de visitar estos bares: The Brazen Head, es bastante turístico por ser conocido como el pub más antiguo de Dublín, ubicado a solo unos minutos del centro y con un excelente ambiente. The Church, una antigua iglesia reformada y convertida en bar, todavía conserva su órgano original. Un bar menos turístico que se encuentra un poquito más retirado del centro es el Cobblestone, en Smithfield, que cuenta con música en vivo habitualmente. Whelan’s el pub donde se filmó PD: Te amo, cuenta también con varios ambientes con diferentes tipos de música.

Ciudad de Howth

Un poco más alejada pero aún dentro del área metropolitana de Dublín, tenemos a Howth: una ciudad sobre la costa a la que se puede llegar tomando el DART (tren de corta distancia). Howth es un pequeño pueblo portuario y pesquero a unos 40 min al norte de Dublín. Se trata de una península rodeada de acantilados por los cuales se puede hacer varias caminatas, desde unos 40 minutos hasta 3 horas. No hay que irse de Howth sin disfrutar del más rico pescado recién salidito del mar.

Ciudad de Bray

Hacia el sur tenemos otra hermosa opción: Bray, una pequeña ciudad con playa de piedras a la que se llega también tomando el DART, pero en la otra dirección. Varios festivales se llevan a cabo durante el verano aquí y lo más imponente es la caminata que se puede hacer por el acantilado. Lo ideal es bajarse del tren en la siguiente estación, Graystones, y arrancar la caminata a través de campos verdes hasta llegar al acantilado donde te acompañará el mar a la derecha durante las aproximadamente 2 horas de recorrido con vistas increíbles hasta desembocar en la playa de Bray.

Algunos consejos:

1- Primordial un buen calzado para caminar bastante.

2- Ropa impermeable, ya que el clima es completamente impredecible y en cualquier momento se larga a llover. Lo que no es tan necesario es un paraguas, ya que suele haber viento entonces se vuelan, se rompen y quedan perdidos por las calles de la ciudad.

3- Hacer un free walking tour en la primera mañana es una buena manera de empezar a ubicarse dentro de la ciudad y conocer su historia y cultura para después decidir por dónde seguir explorándola.

Gracias Maxi de @anchor_nowhere, por hacernos conocer estos lugares clasicos y no tanto de Dublín, Irlanda.

Les dejamos algunas notas relacionadas que pueden llegar a interesarles:

Leave a Reply