Salar de Uyuni

Cómo llegar a Uyuni por tu cuenta

Estábamos recorriendo el hermoso norte argentino, así que aprovechamos nuestra visita a La Quica. El cruce fronterizo se encuentra a unas 10 cuadras desde la terminal de ómnibus. El trámite fue súper sencillo y rápido.

Deben tener en cuenta que el horario de atención al público para trámites de migración, presentación de documentos o sellado de pasaporte se realiza desde las 7.00 am. hasta la medianoche.

Tip: Por haber llevado el pasaporte argentino evitamos pagar un sellado de 15 bolivianos.

Una vez ya del lado boliviano, lo primero que queríamos hacer era chequear los tickets, ver qué tan grande era la terminal de trenes y dejar en una guardería las mochilas. La terminal de trenes queda a unas 20 cuadras de la frontera y en el recorrido encontrarán muchísimos puestos similares a los del lado argentino, donde venden souvenirs, ropa y comida regional.

Por suerte fuimos a controlar los tickets con tiempo porque nos habíamos equivocado. En vez de sacar Villazon – Uyuni ida y vuelta, sacamos Uyuni – Villazón. El primer ticket no podía modificarse porque ese tren ya se encontraba en viaje, pero la vuelta si la pudimos modificar sin costo. Así que tuvimos que sacar nuevos pasajes de ida, y por suerte había disponibilidad.

Servicios de trenes y buses

Las empresas que ofrecen el servicio son: Wara Wara del Sur y Expreso del Sur que ofrecen el tren Ejecutivo y tren Salón.

Los días de salidas de los trenes son las siguiente:

  • Wara Wara del Sur: Martes y Viernes.
  • Expreso del Sur: Miércoles y Sábados.

Los pasajes en Salón tienen asientos normales que se reclinan hasta un máximo de 160 grados y los pasajes en Ejecutivo hasta 170 grados. El coche comedor está disponible para ambas clases, ofrece variados platos a la carta nacionales e internacionales.

La empresa permite a los pasajeros portar equipaje de hasta 25 kg, sin contar el equipaje de mano.

 

También se puede viajar en autobús desde Villazón a Uyuni. Salen todos los días a las 8:00 am y 4:00 pm y llegan a Uyuni a las 3pm y 12:00am.

Nuestra experiencia en Uyuni 

Aún era temprano, y debíamos almorzar algo. Dejamos nuestro equipaje en una guardería justo frente a la terminal. Aprovechamos para ir a una casa de cambio, almorzar algo y conocer un poco el pueblo. 

El tren salía a las 15:30hs pero debes estar media hora antes para despachar tu equipaje. El horario de partida fue puntual.

El viaje dura unas 10 horas, y por lo menos en nuestra experiencia, el tren por momentos se movía muchísimo y daba la impresión que se podía llegar a descarrilar, pero viendo las expresiones de tranquilidad de los pasajeros frecuentes nos hizo pensar que era algo “normal”.

Los asientos no fueron de lo más confortables, sumado a los movimientos del tren se nos hizo un poco difícil relajarnos y dormir. 

El tren llegó a Uyuni a la 1:30 am. por lo que recomendamos contar con la reserva de un hospedaje, y avisar que llegarán en ese horario para que el personal de recepción esté al tanto.

Nosotros nos hospedamos en el Hostal “Oro Blanco” que estaba a una cuadra de la terminal e incluía desayuno. La reserva fue de sólo un día, porque la clásica excursión al salar es de 3 días con hospedaje incluído.

Ese mismo día nos levantamos bien temprano para contratar la excursión. No se puede hacer por tu propia cuenta por temas de seguridad. Los guías saben por qué partes del salar se puede manejar y una vez dentro del mar de sal, no hay una señal que los oriente para donde ir.

Todas las agencias ofrecen más o menos lo mismo. Van en 4×4 aproximadamente 6 pasajeros y el chofer en una travesía de 3 días.

En su momento nos costó 750 bolivianos + 50 de la bolsa de dormir.

Un consejo es que se aseguren que el que los lleve no sea sólo conductor, sino guía. A nosotros nos pasó que el señor tenía la mejor de las voluntades, pero hubo muchas cosas que no nos supo explicar, y nos dejó la sensación que el viaje pudo haber sido aún más enriquecedor.

El tour comenzó a las 10:30hs. El primer destino es el cementerio de trenes que queda a unos pocos minutos del centro. El literalmente un cementerio de trenes, no encontrarán otra cosa más que formaciones oxidadas para tomarse fotos en el interior o sobre los vagones. Es breve pero divertido si estás “en modo vacaciones”.

Luego ya ingresamos al Salar, donde nos dejaron tomar las típicas fotos con perspectiva. Luego fuimos a la Isla del Pescado para tener una vista panorámica del mar de sal, rodeado de cactus que pueden llegar a medir más de 10 metros de altura.

Por último, nos quedamos a esperar el atardecer y realmente valió la pena.

Luego fuimos a dormir a un hotel de sal donde había agua caliente y electricidad.

Al día siguiente nos levantamos 6:30hs para recorrer la Laguna colorada, el árbol de piedra, y valles de rocas. Volvimos a un refugio de sal y más allá de estar abrigados, y con bolsa de dormir, sufrimos mucho el frío. 

El último día, nos levantamos a las 5:30am para ir a visitar los Geysers. Fue una linda experiencia aunque en las fotos no se nota lo mal que huelen!

Luego conocimos la laguna verde, el desierto de Dalí y unas lindas termas que nos ayudaron a combatir las bajas temperaturas.

Volvimos a la ciudad a las 16:30hs y debíamos hacer tiempo hasta la madrugada, hora en que salía nuestro tren de vuelta.

También se puede viajar en autobús desde Villazón a Uyuni. Salen todos los días a las 8:00 am y 4:00 pm y llegan a Uyuni a las 3pm y 12:00am.

CURIOSIDADES DEL SALAR

¿Sabías que algunas escenas de Star Wars: The last Jedi, se filmaron en el Salar de Uyuni? También se corrió el rally dakar.

Tanto Uyuni como Villazón se encuentran a alturas mayores de 3,000 metros sobre el nivel del mar. Esto genera condiciones que los viajeros deben tomar en cuenta para poder disfrutar de su estadía sin contratiempos. Para mitigar los efectos de la altura en el cuerpo,por ejemplo, es importante no agitarse demasiado, no beber líquidos en exceso y no comer de manera abundante, sobre todo en la noche. Tomar en cuenta también que el clima en regiones de altura suele parecerse a las condiciones climáticas de los desiertos: calor de día, mucho frío de noche. Por ello es importante llevar mucho abrigo, pero también opciones de vestimenta más fresca para el día. Por último, la altura de Uyuni y el color blando del terreno hace que los rayos del sol sean particularmente dañinos. Por ello es recomendable llevar lentes de sol y bloqueador solar, aún si el cielo está nublado.

Leave a Reply