Viajeros invitados

En la nota de hoy, Claudia de @claudia.urbizu, Cristina de @olivacrisb y la Dra. Natalia Mackes de @vete_lahorqueta nos van a contar sus experiencias viajando con sus mascota en la bodega y en la cabina de un avión y nos darán sus recomendaciones para que ustedes también puedan hacerlo.

Viajando en bodega: Desde Buenos Aires a Madrid con mi mascota

Desde que decidimos mudarnos de país y llevar a nuestra perrita con nosotros, comenzamos en Buenos Aires a preparar la documentación necesaria. 

Para ello, nuestra veterinaria de confianza @vete_lahorqueta se ocupó de poner al día todas sus vacunas, así como de realizar la colocación del chip obligatorio para el ingreso a Madrid (este debió colocarse previamente a la vacuna antirrábica).

Pocos días antes de la fecha de viaje (no más de 10) desde la veterinaria llevaron al Senasa los certificados de vacunación al día, así como del chip y un certificado de salud. Con esto Senasa nos emitió un Certificado para ser presentado en el Aeropuerto.

Compramos su Canil, atendiendo a las indicaciones para traslado en bodega (el mismo debe estar homologado para viaje, permitir que la mascota pueda girar y que su cabecita no toque el techo estando parada).

El día del viaje nos presentamos con toda la documentación en Senasa del Aeropuerto (Ubicado en la Terminal A), allí controlaron todo, pagamos una tasa y nos emitieron un certificado que debíamos presentar al ingreso a Madrid.

Con todo esto, al realizar el check in revisaron que el Canil cumpla con las normas y debimos ir a abonar el pasaje. (500 usd para el traslado en bodega de un perro pequeño).

Estuvimos con nuestra perra hasta una hora antes de embarcar, (previo a hacer migraciones) dejándola donde nos había indicado el personal de Aerolíneas que nos realizó el check in (en la misma terminal, cerca de los los mostradores)

A nuestra llegada a Madrid, Cata, nuestra perra, nos estaba esperando en su canil al lado de la cinta de recogida de equipaje y custodiada por personal de seguridad.

Pasamos por el sector de “Ingreso con declaración de bienes” y allí presentamos la documentación que nos dieron en Senasa Aeropuerto. Controlaron el chip con un sensor y pudimos ingresar a España sin ningún inconveniente.

Haciendo todo con tiempo y contando con un veterinario de confianza que nos guíe, es mucho más sencillo de lo que uno imagina…

Viaje Buenos Aires, Madrid 15 de febrero de 2022 – Claudia @claudia.urbizu

Viajando en cabina: Desde Buenos Aires a Madrid en plena pandemia con mi gata 

Unos meses antes de salir de la fecha de nuestro vuelo, y después de leer numerosos casos relatados en las redes sociales con las ya clásicas confusiones, decidimos consultar a nuestra veterinaria Natalia de @vete_lahorqueta para no cometer errores y alivianar un poco la ya pesada carga de preparar una emigración.

Ella nos dijo que además de tener toda la vacunación al día, cosa que teníamos, había que colocarle un chip en su cuello por exigencias de la Comunidad Europea. Además había que hacer unos trámites en Senasa, los que otorgan unos certificados, que junto con los certificados de vacunas y el certificado de colocación del chip son los papeles necesarios para llegar a Ezeiza y viajar con nuestra mascota.  La veterinaria se ocupó de todo y nosotros pudimos relajarnos de que nada nos iba faltar.

Al llegar a Ezeiza nos presentamos en el mostrador del check in, pagamos el billete de nuestra gata en cabina, en ese momento eran 130 dólares, nos dirigimos a la oficina de Senasa donde se pagan unas tasas y te dan un certificado para presentar en Madrid (cuando llegamos iba con mis papeles en mano pero nunca nos pidieron nada).

Algo importante es que aunque la mascota viaje en cabina siempre hay que hacer la reserva de la misma cuando reservamos los pasajes ya que puede no haber lugar disponible, por lo que hay que asegurarse de reservar todo junto. En el caso de Iberia nos dijeron que llevaban una cantidad de 6 a 8 por vuelo en cabina y los distribuyen en el avión de manera que no estén cerca unos de otros.

Durante el vuelo no nos dejaron sacar a la gata de su transportin durante todo el viaje. El transportín es de tela o lona, debe cumplir con las medidas aprobadas por la aerolínea en la que viajamos y el peso con la mascota no puede exceder los 8 kg.

No hay que estresarse por este tema, si uno se informa correctamente es sumamente sencillo realizar estos viajes con nuestra mascota.

Viaje Buenos Aires, Madrid 5 de julio de 2020 – Cristina @olivacrisb

Pasos para viajar con mascotas al exterior – opinión de una veterinaria.

1-Tener la fecha cierta de viaje y destino.

Nota: cada país tiene sus propios requerimientos para viajar y tiempos entre el trámite y la fecha de salida.

2-Llevar tu mascota al veterinario para , en caso de ser necesario ( según país destino) colocar el microchip. Se coloca de forma muy sencilla, indolora y aséptica. Queda para toda la vida.

3-Tener las vacunas al día. Fundamentalmente la vacuna de rabia.

(Ojo!  Hay países de Europa que primero debe ser colocado el microchip y luego aplicada la vacuna).

4-Necesitamos realizar tanto la desparasitación interna (parásitos gastrointestinales) y externa (pulgas y garrapatas) a través de una pipeta o comprimido.

5-El veterinario, luego de la revisión clínica debe preparar el certificado de salud.

6-Países como Uruguay piden un test de Leishmaniasis que en @vete_lahorqueta lo hacemos en el acto.

7-Países como Estados Unidos también piden  certificado libre de Miasis y gusano barrenador.

8-Veterinaria La horqueta también puede realizar tus trámites en Senasa. Entregamos el trámite listo y completo para que puedas ir directamente con ellos al aeropuerto.

9-Tener en cuenta y consultar al veterinario si tu mascota va a necesitar sedación. Es muy importante para que se recete la dosis correcta.

Para viajes en Avión al interior de país:

  • Solo se necesita tener vacuna de rabia al día y certificado de salud emitido por el veterinario.
  • No se necesita realizar trámites de Senasa.

Dra. Natalia Mackes de @vete_lahorqueta

Gracias por sus experiencias, Claudia de @claudia.urbizu, Cristina de @olivacrisb y la Dra. Natalia Mackes de @vete_lahorqueta

Leave a Reply